Vagón 293 Magazine
4 Comments 11 Views

Damon Albarn, el padre de todos los proyectos

Todo el mundo sabe quién es Blur. Todo el mundo conoce a Gorillaz. Pero no todos saben quién es Damon Albarn, la voz de ambas formaciones. El motivo lo explica el propio Albarn: “Soy una personalidad lo suficientemente grande, no necesito que mi estúpido nombre esté en el álbum, ¿me explico? Por un lado soy egocéntrico. Por otro, enseguida me canso de mí mismo, especialmente cuando trabajo. De verdad, de verdad me gusta estar con otros cuando hago música”. Y no suele rodearse mal.

Albarn no fue un niño pobre, ni con problemas familiares, como los hermanos Gallagher, de su archienemiga banda noventera Oasis. Su padre tenía un programa en la BBC y fue director de una Universidad de Arte al este de Londres. Le inculcó el amor por la música y, desde muy joven, Damon tocaba la guitarra y el violín. Ese refinamiento se deja ver incluso en sus gustos actuales: es vegetariano y fan del Chelsea, el equipo tradicionalmente más pijo e imprevisible de Inglaterra.

Albarn debió ser un niño más bien repelente, si hacemos caso a Graham Coxon, guitarrista de Blur y compañero de colegio del líder de la banda: “Damon no era popular en el colegio y yo creía que era un completo capullo. Lo primero que me dijo fue que sus zapatos eran más caros que los míos”. En aquel momento los dos tenían 12 años. Por suerte,  Albarn y Coxon acabaron siendo amigos. Se encontraron años más tarde, ya en la Universidad (Goldsmiths College) a la que acudían para estudiar música y arte respectivamente. Allí, formaron la banda The Circus, y posteriormente, junto a otros dos miembros (Alex James y David Rowntree), Seymour, cuyo nombre cambiaron por Blur por imperativo de la compañía discográfica EMI.

“Damon no era popular en el colegio y yo creía que era un completo capullo. Lo primero que me dijo fue que sus zapatos eran más caros que los míos”, Graham Coxon, guitarrista de Blur

Blur fue uno de los hitos de la música de los 90. Banda de referencia del Britpop, sus discos triunfaron en el Reino Unido, Europa, Estados Unidos y en todo el mundo (de hecho, la banda editó un disco grabado en un concierto en Japón) y algunos de sus temas son bandas sonoras generacionales -y de videojuegos-:

Además, su pique musical con Oasis contribuyó a aumentar la presencia y magnitud de la banda. Unas declaraciones en las que Noel Gallagher deseaba la muerte por infección de SIDA a dos miembros de Blur (Albarn y Alex James) y una batalla de fechas que propició el adelanto por parte de Blur de su single “Country House” para competir directamente con el “Roll with it” de Oasis, fueron el detonante. Según Albarn, Oasis eran “como lo matones a los que tenía que aguantar en el colegio”. Hoy, la separación de Oasis parece definitiva; Blur, por su parte, dio un concierto el 12 de agosto de este año en Hyde Park para celebrar el final de los Juegos Olímpicos y prepara nuevo trabajo. Pero para los fans de ambos grupos, la corona del Britpop siempre estará en discusión:

El paso del tiempo, eso sí, ha suavizado las tensiones. Noel Gallagher considera ahora que “hubo una época, en los 90, en la que todos estábamos consumiendo drogas y los periodistas constantemente hacían preguntas idiotas, entonces todo se salió de las manos. Pero lo cierto es que soy fan de Gorillaz. Tengo todos sus discos. Y no me importa que él no sea fanático mío, me da lo mismo. Yo amo a Gorillaz, mis hijos también. Mi hijo de cuatro años particularmente ama Plastic Beach; le encanta ese disco”.

Gorillaz y demás proyectos
Gorillaz se presentó como una idea original, arriesgada y exitosa. Las influencias de la música electrónica, el pop y el hip-pop, encajaron a la perfección en este grupo representado por caricaturas y con una simbología y repercusión más allá de lo musical. La idea surgió de la mente de Albarn, quien, junto con el dibujante Jamie Hewlett ideó esta peculiar banda virtual de rock alternativo, con un único fin, hacer frente a toda la “basura” que a comienzos de siglo XXI inundaba la MTV, como explican en Bananaz, el documental sobre la banda los creadores de Gorillaz. En abril de este año, la formación decidió darse un ligero descanso no definitivo.

El parón de la banda, como era de suponer, no supuso el descanso del inquieto Albarn. Entre medias, había publicado el álbum The Good, The Bad and The Queen, proyecto en el que colaboró con el exbajista de The Clash, Paul Simonon, el exguitarrista de The Verve, Simon Tong y el batería Tony Allen.

Albarn también ha tenido incursiones en el mundo de la interpretación, ha compuesto bandas sonoras y el pasado marzo publicó otro álbum colaborativo, Rocket Juice & The Moon, esta vez con Flea, bajista de Red Hot Chili Peppers, y de nuevo con el batería Tony Allen.

Lo último de Damon Albarn, ya en solitario (ya había publicado otros trabajos como Mali Music -cuyos beneficios fueron destinadas íntegramente a la ONG Oxfam- o Democrazy), es una ópera titulada Dr. Dee. En ella es capaz de mezclar instrumentos renacentistas con una guitarra acústica o una kora africana con su voz. ¿Y qué tienen que ver todas esas cosas entre sí? Posiblemente muy poco, y desde luego no es lo mejor que ha hecho. Pero el músico británico tiene hoy 44 años y mucho éxito a sus espaldas: ha llegado a ese momento en el que se puede permitir hacer lo que le dé la gana. Y entre todo su material, nos seguirá regalando proyectos como Blur, Gorillaz o The Good, The Bad and The Queen.

Facebook Twitter Email Pinterest
About the author:
Has 32 Articles

4 COMMENTS
  1. la mas grosaa!

    agunate damon!! aparte de talentoso es re lindooo<3 aguante blur y gorrilaz:D

  2. J.R.Peripatético

    No conocía Bananaz pero me ha gustado mucho. Gran artículo. Me quedo con Gorillaz, pero el resto de cosas que ha hecho este señor son bien buenas.

LEAVE YOUR COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *

RELATED ARTICLES

Back to Top